Pecados alimenticios del emprendedor moderno

Es normal estar ocupado, cuando se es emprendedor prácticamente ese es el día a día, nos levantamos, trabajamos, revisamos correos, tenemos reuniones y llamadas pendientes, muchísimo ajetreo, pero en medio de todas las obligaciones debemos estar muy claros de la importancia de estar sanos y de cómo esto nos puede brindar muchos beneficios.

Pero ¿Cuáles son considerados los peores hábitos del emprendedor moderno?

El primero: horas sin comer. 

Muchas veces cuando nos damos cuenta estamos a 7 hora de nuestra anterior comida, y este sin duda es uno de los peores hábitos que un emprendedor puede tomar.  Entonces llega la hora de la comida e ingieres cualquier cosa que se te ponga enfrente. Para mantener un nivel de glucemia constante en la sangre –y sentirnos con energía– es crucial que hagamos por lo menos tres comidas fuertes al día y dos meriendas. No deberían existir más de 4 horas de distancia entre una comida y otra.

Porciones 3×1

Es muy razonable, en especial si pasamos 6 horas sin comer y finalmente decidimos sentarnos. Una persona en este estado necesita al menos más de un plato de comida y realmente las porciones adecuadas oscilan entre una taza de arroz o pasta y alrededor de 120 gramos de proteína sin grasa y vegetales.

Golosinear

Dile adiós a las frituras, papitas, etc, eeste mal hábito además de ayudarte a ganar peso te resta energía e incide en tu lucidez mental. Si quieres algo dulce, opta por un puño de almendras tostadas con arándanos o una fruta, de preferencia de temporada y que contenga fibra, como la papaya. Este sentimiento de saciedad te permitirá seguir.

 

¿Adiós desayuno?

Un grave error de las personas que viven muy ocupadas, no solo porque te predispone a aumentar de peso si no que dejar pasar esta comida tan importante puede aumentar las posibilidades de sufrir una ataque cardíaco, sentir cansancio durante el día o padecer gastritis.

¿El desayuno ideal? Una porción de fruta y un carbohidrato complejo, como cereal integral o avena. Otra opción, añade la experta, es

Comer demasiado

Cuando comes demasiado el sueño ataca. Si una persona debe consumir 2 mil kilocalorías diarias, lo ideal es que aprenda a distribuirlas a lo largo del día: 15 a 20 por ciento en el desayuno; 10 a 15 por ciento en las colaciones, 35 en la comida, 10 a 15 en la otra colación y el 15 a 20 por ciento restante, en la cena.

Estos son algunos de los más comunes y terribles hábitos que cometen las personas trabajando en empresas o por su cuenta. Dejar que el trabajo te consuma hasta tu hora de comer es mal acostumbrar a tu cuerpo y mente a estar disponible 100% del tiempo y la realidad es que necesitas también tiempo para ti, eso también es una clave para el éxito.

Please follow and like us:

About Yorixela Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *