Mujer emprendedora, 7 pasos para comenzar a invertir

Cada vez más hay mujeres emprendedoras, y esto nos enorgullece muchísimo, precisamente partiendo de esto, hoy queremos compartir siete pasos fundamentales para esas mujeres que deseen comenzar a invertir

1. Llevar un presupuesto con tus ingresos y gastos mensuales

Para poder invertir, es importante tener cierto dinero ahorrado. Es fundamental tener claridad sobre cuánto dinero puedes ahorrar mensualmente y establecer un plan para lograrlo. En el caso de que me interesé ahorrar más dinero llevando un presupuesto mensualizado, puedo analizar mis gastos y evaluar diferentes alternativas para reducirlos de forma tal que me permitan ahorrar más dinero todos los meses.

2. Obtener excedentes en ese presupuesto

 Una vez que armes tu presupuesto mensualizado,  vas a poder identificar los excedentes. Con ello puedo determinar cuánto dinero puedo ahorrar todos los meses y cuánto dinero adicional voy a necesitar en función de mis objetivos a mediano y largo plazo. De esta forma voy a saber cuánto tiempo necesito ahorrar para poder cumplir mi objetivo.

Es importante antes de realizar una inversión tener la mayor certeza posible respecto a que no voy a necesitar ese dinero por un cierto período de tiempo, para poder estimar el período de mi inversión.

3. Analizar el punto de partida 

Este punto se refiere a entender cuál es la situación económica personal en la que nos encontramos al momento de tomar una decisión de inversión. ¿Ese excedente mensual es mi único ahorro?  El punto de partida es clave porque determina el nivel de riesgo que podemos tolerar. Ya que obviamente si esos excedentes son nuestros únicos ahorros no los vamos a colocar todos en una única inversión.

4. Definir cuál será el objetivo de ese excedente

Es probable que tengamos muchos objetivos, pero el dinero es un recurso finito, con lo cuál debemos seleccionar un objetivo específico para la inversión que vamos a realizar. Ejemplo: Comprarme un auto, irme de viaje a la India, comprar un departamento, etc. Esto nos permite poder identificar el tiempo de nuestra inversión y el nivel de riesgo que estamos dispuestas a tomar.  La regla general dice que a mayor riesgo, mayor ganancia. Entonces si tengo un objetivo a 10 años quizás podría tomar una inversión con mayor riesgo los primeros años para obtener mayores ganancias.

5. Buscar asesoramiento, informarse y/o investigar

Decidir invertir significa que estamos dispuestas a arriesgar nuestro dinero con la esperanza de que vamos a recibir en el futuro más dinero del que estamos colocando hoy. Entonces no te podes quedar sólo con la esperanza, asesorate, consultá con un asesor, lee libros sobre el tema, investiga en internet y consultá con personas que entiendan del mundo financiero, para obtener la mayor certeza posible respecto a que la opción que estás eligiendo es la mejor para ti.

6. Definir el qué, cómo y cuándo de nuestra inversión

Una vez que armaste el presupuesto, identificaste los excedentes junto con tus ahorros actuales, definiste tus objetivo y el plazo de tu inversión, entonces el paso siguiente es elegir una inversión.

El QUE, suele estar determinado por los excedentes que identificamos en los puntos anteriores, sería ¿Qué dinero voy a invertir?.

El COMO tiene que ver con dónde voy a invertir, es decir en qué producto financiero, ¿Cómo voy a invertir? Las opciones pueden ser a través de un broker, de un asesor financiero, en la bolsa, en mi banco en plazos fijos, en fondos comunes de inversión, en acciones, bonos, o quizás en un emprendimiento inmobiliario.

Y por último el CUANDO se relacionada directamente con el momento en que decido comenzar a invertir y por cuanto tiempo lo voy hacer. ¿Cuándo voy a invertir? Por ejemplo puedo definir ahorrar una suma determinada por un año para luego colocarla en un fondo común de inversión por 2 años para en el 3er año comprarme un auto con la inversión más los ahorros que fui generando durando ese período de tiempo.

La planificación es clave para el temas de las inversiones.

7. Elegir una inversión con la cuál te sientas cómoda y entiendas dónde estas invirtiendo.

Invertir, implica entregar nuestro dinero a alguien más para que tome decisiones sobre el mismo.

Así que tiene un componente emocional, porque en esa decisión está en juego la confianza que tenemos en el otro y además está en juego nuestro sueño, ¡ya que ese dinero tiene un objetivo para nosotras!

Entonces siempre hay que elegir inversiones que entendamos y tengamos claridad sobre como funcionan y qué resultados podemos obtener, así cómo los riesgos que estamos tomando por realizar dicha inversión.  Consulta, pregunta y aprende con tu asesor. Si el asesor o la entidad no te explica todo claramente, entonces busca otro, porque a ti te costó mucho esfuerzo generar tus ahorros y mereces saber todos los detalles respecto de qué van hacer con tu dinero.

Y si se trata de nuestro dinero es dónde más informadas tenemos que estar porque es la llave a nuestra independencia y a cumplir todos nuestros sueños.

Please follow and like us:

About Yorixela Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *